Un sueño hecho realidad

Tuve la suerte de nacer en Kalamata, la capital del aceite de oliva en Grecia. Mi infancia estuvo iluminada por el reflejo del sol en las plateadas hojas de los olivos, mimadas por los rayos del sol desde el alba al ocaso. Y fue el olor del primer aceite, indeleble sendero de la memoria, lo que me llevó – tiempo después – a volver a mis raíces.
El recuerdo de las sensaciones que de manera generosa me ofrecía aquel lugar, quedó grabado a fondo en mi interior. Me acompañó por donde quiera que fuera y se convirtió en inspiración para la fundación de ELEOKOMIA.
Chryssanthi Sofrona
Directora general y fundadora